¿Qué es un Hostal y por qué es diferente de un Hotel?

 
 
El título de “Hostal” o bien “Hostel” sigue siendo uno de los términos menos conocidos entre los turistas mexicanos, son pocos los que entienden la diferencia entre un Hotel y un Hostal. Este post está dirigido a los viajeros que no conocen la “Cultura Hostalera” y trataremos de explicar los principales factores que diferencian estos dos conceptos de hospedaje.

¿Es lo mismo un Hostal y un Hotel? - No, para nada.

Los Hoteles son establecimientos donde todas las habitaciones que se rentan son privadas y cuentan con baño, dependiendo de su categoría podrá ofrecer más o menos servicios adicionales, por lo general estos servicios están estandarizados, esto significa que un hotel de 4 estrellas en Tijuana B.C., debería ofrecer los mismos servicios que un hotel 4 estrellas en Tapachula, Chiapas, o al menos eso dicta la teoría.
 
Los Hostales tienen como principal característica que pueden tener tanto habitaciones privadas como habitaciones compartidas, siendo estas las principales características de un hostal. Las habitaciones compartidas se llaman generalmente “Dormitorios” o “Dorms” y pueden ir desde las 4 hasta las 20 camas tipo litera.
 
Otras características suelen ser las áreas comunes, tales como patio, terrazas y frecuentemente baños, que suelen ser compartidos. Básicamente si no cuente con espacios compartidos, no es un hostal.
 
Dormitorio Mixto del Copenhagen Airport Hostel en Dinamarca.

Categorías

Los hostales no se categorizan por estrellas, los servicios en los hostales no están estandarizados y son muy variables unos de otros, dado que son establecimientos por lo general pequeños o bien son locales adaptados a una construcción existente, el tamaño y calidad de las habitaciones es muy variable. En México, la palabra Hostel y Hostal son sinónimos, sin embargo esto puede variar en países sudamericanos.
 
Y bien, si no hay categorías ¿cómo elegir un buen hostal?. Anteriormente los viajeros que visitaban hostales pasaban la info boca a boca, posteriormente guías escritas como el famoso Lonely Planet, Routard o hasta la Guía Roji eran los métodos de consulta, pero en la era de la información en la que vivimos todo eso quedó en el pasado, páginas especializadas en hostels son la fuente primara para encontrar opiniones, fotos y evaluaciones de los hostales de la ciudad que desees visitar, hostelworld.com, hostelbookers.com, tripadvisor.com y hasta Google son sitios donde podrás encontrar los ratings actualizados que te permitirán decidir qué hostal visitar.
 
La página www.hostelbookers.com es una de muchas referencias que puedes tomar para reservar un hostal.

“Cultura Hostel”

El ambiente es sin duda lo que distingue a un hostal de un hotel, esa “cultura hostelera” de la que hablamos en la introducción a este post se basa en la comunidad y comunicación entre viajeros.
El viajero que se hospeda en hostales no es como cualquier turista, es una persona que está dispuesta a convivir con otras durante una o más noches, y eso por default es ya tener una mentalidad abierta, tolerante y recíproco a otras costumbres, culturas, religiones, idiomas, etc. Este tipo de persona aprecia más el vivir y compartir experiencias con otras personas que su privacidad, hablamos pues, de una persona con “Cultura Hostel”
 
Las áreas comunes como la cocina del hostal, terrazas, patios o incluso piscina (sobre todo en hostales de playa) están allí con el único objetivo de que los viajeros convivan, intercambien experiencias, consejos de viaje, cervezas y hasta recetas de cocina. Si viajas solo y quieres hacer amigos, si quieres consejo sobre qué ruta tomar, saber cuál es el mejor bar, dónde probar la comida típica a buen precio o cuál es el mejor punto para ver la panorámica de la ciudad, no hay lugar mejor para preguntar que la sala común de un hostal.
 
 
Dante Rodríguez Zavala.
Viajero y hostelero - Siempre que se hospeda en dormitorios compartidos se esfuerza por ganar el concurso de ronquidos.