Si de leer se trata, Guanajuato con sus calles estrechas y plazuelas es uno de los lugares ideales, descubre el “Cúevano” de Ibargüengoitia y la Plaza San Roque sede de “Las Buenas Costumbres” de Carlos Fuentes. En esta breve lista  GOIN! te recomienda los mejores lugares para leer en esta maravillosa ciudad.

 

Cafe Tal

El Café Tal es ya una tradición entre la comunidad lectora y de estudiantes en la ciudad, café económico y de calidad, ambiente bohemio y además Pet-Friendly; así que  no pierdas la oportunidad de pasar por un buen café y de paso saludar a “Tal” el gato mascota del lugar.

 

La Clave Azul

Si te gusta la bohemia sin duda te encantará la Clave Azul, es además punto de reunión de la nutrida intelectualidad local así que bien podrías intercambiar puntos de vista sobre tus autores preferidos, la mejor hora para leer es por las mañanas, ya que entre 2 y 5 de la tarde sirven un buffet de carne asada acompañado de cerveza. pero fuera de ese horario es un remanso de paz para tus lecturas.

 

Club Café

Este lugar cuenta con varias sucursales en la ciudad pero sin duda el más indicado para tus hábitos lectores se ubica en la plaza san fernando, en el centro de la ciudad, las mesas exteriores tienen una vista envidiable de la plaza a la luz de los árboles y su fuente que es de las más icónicas de Guanajuato. Si lo visitas también date la oportunidad de probar un bagel, son de los mejores de la ciudad.

 

Biblioteca Armando Olivares

Una joya de la arquitectura colonial, esta biblioteca tiene su sede en en antiguo ex convento, donde se alojan algunos libros de más de 4 siglos de antigüedad, si deseas leer auténticas enciclopedias del siglo XIX (escritas en francés por supuesto) o consultar libros antiguos como el “Malleus maleficarum” utilizado por la inquisición española para la cacería de brujas este es el lugar. Puedes consultar libros antiguos registrandote en recepción o bien solo por visitar vale enormemente la pena.

 

Parque Embajadoras

Durante los fines de semana este parque se atiborra de comerciantes y compradores, pues junto a éste se encuentra el Mercado Embajadoras, reducto del comercio popular entre las tiendas mayoristas. Sin embargo el resto de la semana es el sitio ideal para descansar en sus bancas a la sombra de imponentes Laureles de la India, árboles monumentales que ya se acercan al siglo de edad y siguen extendiéndose por el parque, sin duda un lugar único.