Si eres como muchos dueños de animales, probablemente pienses que tu mascota es parte de la familia. Como tal, considera cuidadosamente sus necesidades, cuidado y bienestar cuando planificas tus viajes o vacaciones. A diferencia de los viejos tiempos, cuando nos veíamos obligados a dejar a nuestra mascota encargada en una veterinaria o a algún amigo, ahora existen varias opciones disponibles si deseamos que nuestra mascota nos acompañe mientras viajamos.

Hoy en día, existen opciones de aerolíneas y líneas de autobuses que permiten que las mascotas viajen contigo. Sin embargo, recuerda que no todos los hoteles estarán dispuestos a alojar a tu mascota. Aunque hay hoteles que se autodeterminan “Pet Fliendly” es necesario indicar que las instalaciones y servicios que se ofrecen pueden depender del hotel y que quizá tengas que reservar determinadas opciones. Acuérdate de llamar y consultar antes de tu llegada para asegurarse de que la habitación tenga todo lo que necesitas.

Cada hotel que admite mascotas tiene sus propias reglas, y estas reglas pueden variar según la cadena de hoteles. Algunos hoteles limitan la cantidad de mascotas que puedes traer y cuánto pueden pesar. Algunos permiten sólo ciertos tipos de mascotas. Por ejemplo: algunos solo permiten perros. Si decides arriesgarte y traer a tu gato, ten en cuenta que quizá tengas que cumplir con restricciones adicionales (como dejarlo en una jaula por ejemplo)

Cuando viajes con tu mascota, asegúrate de que tu hotel tenga sus políticas “Pet Friendly” por escrito. Es posible que desees saber, por ejemplo, si el hotel requiere que tu mascota este acompañada en todo momento durante su visita (es decir que no lo podrás dejar solo en el cuarto). Otra es a política de correa del hotel: algunos hoteles requieren que las mascotas permanezcan en correa en todo momento, mientras que otros hoteles tienen políticas sin correa y “áreas de juego sin correa”.



Incluso los hoteles más amigables con las mascotas pueden prohibir expresamente que éstas se suban a muebles o camas. Otros hoteles proporcionan sábanas para colocar sobre los muebles y para cubrir la cama, todo esto, por supuesto, tendrá un costo extra.

En teoría, los hoteles pet friendly deben tener una área para que las mascotas corran o jueguen al aire libre… pero no siempre es así, así que ten tambien eso en mente cuando decidas reservar.

Ejemplo de Reglamento “Pet Friendly”

La mayoría de los hoteles que admiten mascotas tienen los mismos requisitos básicos para las mascotas:

  • No debe ser agresivo

  • Debe estar limpio

  • No debe tener pulgas

  • Debe tener prueba de las vacunas actuales

  • Debe usar las áreas designadas y los propietarios deben limpiar los desechos de las mascotas inmediatamente y desecharlos en los recipientes designados

  • Todos los daños causados por las mascotas al mobiliario del hotel será cargado a la cuenta del propietario

Por lo general, se requiere que los dueños de mascotas firmen acuerdos que indiquen que serán financieramente responsables por cualquier daño causado por la mascota y cualquier gasto en el que incurra el hotel por los disturbios de la mascota.

Otros requisitos comunes incluyen una tarifa por mascota no reembolsable o un depósito reembolsable para evitar daños.


Concluyendo,  te recomendamos llamar al hotel para confirmar su política específica sobre mascotas. En cualquier caso, para que te hagas una idea de a qué nos referimos, las políticas de nuestros hoteles pueden incluir: peso/altura máximas, número de mascotas máximo, la prohibición de ciertos tipos de mascotas o un suplemento que el cliente tendrá que pagar adicionalmente al precio de la habitación (este suplemento se podría cobrar por noche).