Seamos honestos, se viene el año nuevo y todo el mundo comienza a hacer su lista de buenos propósitos, pero ¿qué es lo que pasa?, si bien muchos de ellos resultan casi imposibles (como el de bajar esos kilitos de más), o bien terminan por ser una lista de cosas inconclusas que siempre prometes (ahora sí) cumplir para el año que viene.

 

En GOIN! conocemos de primera mano el problema, y decidimos empezar desde ahorita con nuestra lista, en la cual se encuentra compartirte 5 Propósitos de Año nuevo que sí puedes cumplir (y sin tanto esfuerzo)



1.- Aprender una habilidad nueva

Cocinar, hacer malabares, hablar coreano, programación enfocada a objetos, ninjitsu… la lista es inmensa, así como son las opciones para aprender, puedes hacerlo desde youtube o en las cientas de comunidades en línea desde la comodidad de tu hogar, o puedes salir a la calle, pasar al GYM e inscribirte en la clase de Zumba más próxima, el límite eres tú.

 

2.- Leer un libro de un tema que no acostumbres

Puedes tener o no el hábito de la lectura, pero ya que te estás dando el tiempo de leer esta lista, asumimos que eres una persona “leída y escribida” (sic).  Pues bien , a estas alturas del desarrollo tecnológico no hay pretexto para no leer, ya ni siquiera tienes que comprar un libro, puedes bajar cientos gratis desde tu celular. Así que el plan es este: Bájate un libro de un tema raro o que no acostumbres ya sea autoayuda o ciencia espacial, crea un acceso directo en tu dispositivo móvil de preferencia y voilá (se pronuncia vualá con acentito francés). Todas las veces que visites el trono de porcelana abre ese acceso directo y disfruta de algunos minutos de lectura mientras le das alivio a tu vientre.

 

3.- Consume Local

Por consumir local nos referimos a que al menos algo que acostumbrabas comprar en el super lo adquieras de algún productor local, esto además de ayudar a una familia de tu comunidad estimula el mercado local. Por lo general las frutas y verduras de las tiendas locales son producidas en las cercanías, pero esto también incluye al vendedor de esquites e incluso… la chela artesanal del pueblo.

 

4.-Se amable

Ser amable no cuesta nada (dicen los que no trabajan en atención al público) pero bueno, al menos no cuesta nada económicamente hablando, así que puedes empezar a ser un poquito más amable con los que te rodean (si según tú ya eres bien amable, pues que tanto es otro tantito). Recupera el magico: “por favor”, “gracias”,”pase usted” etc. Como bonus puedes poner una sonrisa en tu boca, así le bajas tantito a los limones que te da la vida.

5.- !Conocer nuevos lugares!

No tienes que viajar a las antípodas para conocer un lugar inexplorado, ni tienes que tener un presupuesto de varios miles en tu cuenta para conocer nuevos lugares, ¿que te parece empezar con aquel bar o restaurante por el que siempre pasas y nunca has ido?, a ese que te recomiendan tus amigos o por el que por angas o por mangas nunca haz conocido. Pues bien, por el módico precio de una caminata o de un boleto de transporte público puedes plantarte frente a la puerta de ese lugar y entrar de una vez. ¿No tienes idea de a donde ir?, pues bajate GOIN! seguro encuentras lugares nuevos a tu gusto.