Viajar con niños puede ser toda una aventura o una de las experiencias más desgastantes de tu vida, todo consiste en planear y tener en cuenta varios factores, GOIN! te los comparte para que disfrutes de unas vacaciones en familia inolvidables.



Elige tu destino pensando en los chicos

Es importante que al elegir un lugar para visitar te asegures que este lugar tenga servicios que pueden requerir los niños, muy especialmente si viajas con bebés o niños muy pequeños. (quizá la zona de aventura que tienes en mente no tenga arneses para recién nacidos). La playa suele ser uno de los destinos más socorridos, así que piensa en playas donde el oleaje sea moderado y haya poca profundidad. De igual manera piensa en hoteles que acepten niños y que cuenten con áreas recreativas, pues no todos los hoteles aceptan niños, verifica antes y evita malas experiencias.

 



 

La seguridad es primero

Con niños de por medio nunca se sabe, así que planea viajar con un mini botiquín, antigripales y medicamentos para las dolencias más comunes entre los niños (aerosol para golpes, merthiolate, curitas), porque los niños seguirán siendo niños y van a correr, saltar y trepar siempre que puedan.



Piensa en juegos / actividades para los viajes

Un vuelo de 2 horas o 7 horas en bus son eternos para los niños que rebosan de energía, así que lo ideal es tenerlos ocupados, algunas aerolíneas y líneas de buses cuentan con un repertorio de películas infantiles, pero siempre es importante pensar en actividades adicionales, como libros infantiles, audiolibros, o incluso apps que puedan ayudar a los peques a que los traslados sean más llevaderos.


 

Ten una agenda abierta

Las agendas pueden saltar por los aires en cualquier momento debido a las necesidades de los pequeños, así que es mejor no tener nada establecido de antemano. Por dos cosas: sólo conseguiremos que no se cumpla lo que hayamos programado, con la consiguiente frustración; y segundo, porque los niños necesitan toda nuestra atención y nuestros ritmos se tienen que adecuar a los suyos.

 

Viajar como experiencia

Existen formas alternativas y económicas de viajar en familia que pueden ser muy enriquecedoras. WWOOF (World Wide Opportunities in Organic Farms) es una red mundial de granjas con prácticas ecológicas que promueve y organiza el intercambio entre los granjeros que necesitan mano de obra y los viajeros interesados en ofrecer su trabajo voluntario a cambio del alojamiento y la comida. Es una gran oportunidad para que los pequeños de la casa entren en contacto con la naturaleza y conozcan y valoren el trabajo que se hace en las granjas.

Los sitios arqueologicos y museos del INAH han comenzado una campaña de fichas para niños en los museos para hacer de la visita de los peques una experiencia más amena

 

 

Conocer y Jugar no son opuestos


Busca que el destino a donde viajes cuente con zonas recreativas o parques de diversiones, recuerda que los chicos también tienen expectativas y si conocen un lugar donde pueden divertirse la experiencia de viajar será aún más enriquecedora para ellos. Si además puedes visitar un museo o recinto específicamente pensado para niños durante tu viaje pues qué mejor. En GOIN! compartimos una lista de museos para viajar con niños en CDMX