El Día de Muertos es una de las festividades más importantes de México. Entre aires de tradición y misticismo, durante los días 1 y 2 de noviembre, se levantan altares llenos de colores e inigualables aromas.

 

Si al igual que yo, estás pensando en vivir este día de muertos de una manera diferente, échale un ojo a los siguientes pueblos mágicos, donde ¡el Día de Muertos se vive a lo mexicano!

1. Patzcuaro

 

En el Pueblo Mágico de Pátzcuaro la festividad de Día de Muertos se siente en todos los rincones. El panteón está cubierto de ofrendas, en la Basílica de Pátzcuaro se presentan piezas alusivas a la muerte y de los embarcaderos parten numerosas lanchas a la isla de Janitzio, mientras los pescadores realizan sus rituales. La fiesta más importante se realiza el primero de noviembre; ese mismo día la fiesta se extiende y se aprovecha la visita de los viajeros para instalar en la explanada de la Plaza Vasco de Quiroga una extraordinaria muestra artesanal proveniente de todos los rincones y todas la etnias de Michoacán.

2. Tzintzuntzan

 

En Tzintzuntzan (la noche del 1 de noviembre) hay obras de teatro al aire libre, instalación de ofrendas y una presentación de juegos prehispánicos de pelota encendida (uarhukua). Además en esta comunidad indígena tiene lugar una de las ceremonias más representativas y espectaculares de la noche de muertos en Michoacán que se realiza en dos de sus cementerios cercanos. No te pierdas sus espectáculares ofrendas con diseños muy elaborados y algunas de ellas de tamaño monumental. Se recomienda acudir a tempranas horas de la noche, o en la madrugada cuando la afluencia de visitantes es baja.

3. Chignahuapan

 

Chignahuapan ubicado en la Sierra Norte de Puebla, está lleno de lugares bellos, tiene un quiosco único y no le hacen falta caudales ni pozas termales, pero lo que reúne multitudes en este pueblo mágico (además de la feria de las esferas) es el Festival de la Luz y la Vida. que se celebrá cada año el primero de noviembre es su mítica laguna ubicada en el centro del poblado. Con luces fluorescentes, actores, balsas, una pirámide flotante custodiada por calaveras y fuegos artificiales se encargan de narran al público la travesía de los muertos al Micltán. Esta fiesta única, inicia en la capilla de la resurrección donde se monta la Ofrenda de las Mil Luces desde donde los visitantes pueden participar en una procesión rumbo al lago acompañados de antorchas andando sobre un tapete gigante de acerrín que viste la calle.

4. Huautla de Jiménez

 

En este Pueblo Mágico de Oaxaca la festividad de Día de Muertos es una de las más importantes, un evento en el que se destacan los danzantes de Los Huehuentones, quienes con sus máscaras y atuendos acompañados de su llamativo sombrero con forma de cesto llamado en mazateco nisinel cual es tejido con mimbre y raíces aéreas de hiedra con su diseño en forma puntiaguda, son los seres que sorprenden a todos los que llegan a este lugar durante estas fechas. La fiesta de Todos los Santos se celebra del 27 de octubre al 5 de noviembre. En las casas se coloca el arco tradicional de flores de cempasúchil y el altar con las ofrendas para recibir a las ánimas. Durante estos días, las cuadrillas de Huehuentones recorren el pueblo, van de casa en casa llevando la alegría de su música y sus bailes, son la personificación de los antepasados y el vínculo entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

¡Comparte con tus amigos esta lista de pueblos mágicos para vivir el día de muertos y armen el plan desde hoy!

Si quieres continuar descubriendo lugares a dónde ir en tu ciudad,DESCARGA GOIN! 👆📲

¡Síguenos en Facebook y mantenete informado de lo más nuevo en tu ciudad! 😉