Bien lo dice el refrán “haz patria y mata un chilango”, pero ¿a qué viene ese odio jarocho a los habitantes de la capital?, ¿Qué han hecho mal para que los “de provincia” se desquiten con ellos? Pues teorías van, teorías vienen, pero si de algo estamos seguros, es que el ser chilango es algo que se nota a leguas, y que no pueden pasar desapercibidos en provincia ni aunque lo intenten. ¿Pero cuáles son esas características que delatan al chilango?

En este post te presentamos las 5 frases que más te delatan como chilango

Preguntas ¿Dónde está el zócalo?

Pues bien, si eres de esos capitalinos que no acostumbra mucho salir de la gran ciudad es muy probable que pienses que a las plazas centrales en todo el país se les llame zócalo, pero no. La Plaza “del Zócalo” solo se encuentra en la ciudad de México y este es su nombre coloquial, pues su nombre oficial es “Plaza de la Constitución” y se llama así en honor de la Constitución de Cádiz de 1812.

Pides quesadillas “sin queso”

Para aquellos que vivimos fuera de la ciudad de México esta frase es una aberración del lenguaje, y pronunciarla te delatará inmediatamente como chilango, así que si estas viajando fuera de la gran capital, limítate a llamarle tacos a “las quesadillas sin queso”, sí no, corres el riesgo de que te den un plato con puras tortillas dobladas, sin nada dentro… al fin y al cabo son quesadillas, pero sin queso. También es probable que te pregunten si quieres tus enfrijoladas sin frijoles y tus enchiladas sin chile porque parecerá que te estás haciendo el graciosito.  (True history bro)

Dices “hasta topar”

Si bien, ya es más común escuchar esta frase fuera de la ciudad de México, no deja de ser uno de los chilanguismos más reconocibles, y sin duda la naturalidad que adoptes al decir, “pos ahí nos topamos al rato”, o “sígale derecho hasta topar con pared” te van a delatar como chilango de pura cepa.  

Utilizas frases como “ya te las sabanas, clarín cornetas, cámara, calmantes montes”

No se puede decir más, estas frases además de delatarte como chilango, también te delatan como cuarentón o como “joven en plenitud”, se nota que puedes salir del barrio pero el barrio nunca saldrá de ti.

Te refieres  como “pueblo” o “rancho” a cualquier otra ciudad que no sea CDMX

Claro que no puedes comparar una metrópoli de 25 millones de habitantes a un San Juan de las Peras perdido en la sierra, pero si vas una ciudad de otro estado con mínimo medio millón de habitantes pá arriba es que ya hay civilización. El chilango que emite esta frase generalmente la acompaña con: “es que allá en la capital… el metro cuesta 5 pesos… si hay garnachas de verdad… tenemos tortas de tamal… eso lo consigues en 10 pesos, etc... etc.”

¿Eres chilango?¿Cuantas veces haz dicho una de estas frases? y si eres “de provincia” a cuantos chilangos haz cachado por ser tan “auténticos”?, ¿conoces más señas que delatan a un chilango? Comenta y cuéntanos tu experiencia.