México es un país vasto en territorio y también vasto en modismos, cada región e incluso cada ciudad imprime su  marca distintiva en el lenguaje. Modismo es como se le denomina a un conjunto de palabras a los cuales se les da un significado no por las palabras que lo forman, sino por la idea que representa, es algo así como un meme lingüístico.  Pero no estamos aquí para darte clase, sino para divertirnos con los modismos más famosos del norte de México, y su significado, así que ¡Arre!

Cerro de la Silla, Monterrey
(Foto tomada de Bestday)

”Está con madre” - Quiere decir que está chido, chingón, padre, o tibiritabara si eres chilango. Si estás en Monterrey y te preguntan cómo está la carne asada la forma cortés de responder es “¡está con madre!”.

 

”Picha el pisto” - En esta frase se engloban dos palabras muy comunes en el norte de México: pichar, significa invitar, y pisto, que no es otra cosa que bebidas alcohólicas. Ejemplo: cuando vayas a visitar a tus parientes de Mazatlán ya sabes que te toca pichar el pisto.

 

”Te la bañaste” - Se utiliza en las mismas situaciones de la expresión “te pasaste”, o “te mamaste”, para dar a entender que excediste los límites de la moral y de las buenas costumbres, o también que sólo estás exagerando, cualquiera de dos. Ejemplo: ¿Dejaste plantada a la novia en el altar?- ¡Te la bañaste weee!

 

“Güila o Huila” - Sabemos lo que estás pensando, que seguro esa sí te la sabes. Si eres mujer y visitas Sinaloa y te dicen que estás muy huila no te vayas a ofender, pues se les llama así a las muchachas o niñas, también puede usarse para decir que una persona es delgada. Ejemplo: Hay compadre, sus sobrinas son muy huilas.

 

“Sordear”-  Cuando escuches la expresión “ese vato ya se sordeó” no significa que tiene problemas auditivos, sino que se desentendió de una situación en específico, como diríamos en el centro de México “se hace que la virgen le habla”. Ejemplo: Oye, no te quieras sordear con la renta, ya págame.

 

“Agüitarse”- Andar agüitado es andar con la cola entre las patas, meditabundo, deprimido, triste pues. Esta expresión es cada vez más común en el centro de México, pero se la debemos a los norteños. Ejemplo: Pepe anda bien agüitado desde que lo dejó su novia.